Cuando la falta de sexo se convierte en una razón para dejar una relación

Barbra Streisand dijo en Love Has Two Faces que cuando nos enamoramos, escuchamos Puccini en nuestras cabezas. Puede sonar un poco cursi (ella ya lo dijo), pero lo que enfatizó es que todos queremos enamorarnos, mito o manipulación.

«Cuando empezamos una relación todo es maravillosonos encanta lo que hace esa persona, sentimos admiración, queremos estar con ella todo el tiempo, decirle, besarla, acariciarla, tener sexo… pero con el tiempo esa pasión y esa etapa se desvanece. de Luna de miel se desvanecen Ahí es donde empezamos a ver estas pequeñas cosas que nos gustaban mucho o no nos molestaron y tal ahora nos irritan“, presenta Laura Martínez Alberola, psicóloga y sexóloga de Mente y Menta.

Pero las cosas buenas no siempre duran para siempre. El experto concluye que a medida que avanza la relación, la rutina y la monotonía arraigarán en nuestras vidas y crearán roces en la relación que pueden llegar a ser irreparables. “La abstinencia puede promover aún más la monotonía y el desinterés en la pareja”, advierte la sexóloga. Junto a este experto analizamos que la falta de sexo puede ser un motivo de peso para acabar con tu sexo Relación.

“Soy millennial y tengo menos sexo que mis padres.” ¿Realidad o mito?

La desigualdad sexual en la pareja

Com2

A pesar de lo que mucha gente piensa la experta destaca que el deseo sexual no es innato Ni siquiera aparece porque lo es. El deseo sexual se construye y se nutre; Por eso es importante tenerlo siempre presente (al igual que cuidamos otros puntos de la relación).

“El bajo deseo sexual se trabaja en consulta, incorporando poco a poco esa parte de la sexualidad en el día a día. Algo tan simple como leer novelas eróticas, ver una película con escenas de sexo… nos predispone Integrar la sexualidad en nuestra vida cotidiana.‘, explica Martínez Alberola.

Por otro lado, revela que conocemos y exploramos nuestros genitales tocándolos, acariciándolos de formas curiosas. para saber que es lo que mas me gusta También es algo que ayuda a fomentar el deseo y la comunicación en las relaciones sexuales.

De este modo, Martínez Alberola Siempre da el mismo ejemplo en la consejería cuando habla del deseo sexual en terapia de pareja, y es que la pareja y el deseo son como un jardín lleno de plantas. “Si no les hacemos caso, les regamos, les vemos las cosas que necesitan para seguir creciendo y dando frutos, este jardín acabará muriendo y por tanto la ilusión de sostenerlo será cada vez menor”, ​​cierra. .

Así que cuando nos preguntamos si hay algo que podamos hacer para que la relación funcione, la respuesta es sí, “veo mucho Parejas con Desigualdad Sexual y trabajamos juntos para llegar a un punto intermedio donde los dos cedan el paso.” Y lo deja claro no podemos pretender que la persona que desea mucho siempre se va al extremo de los demáspero tratamos de hacer arreglos donde los dos miembros de la pareja queden satisfechos a través de técnicas y actividades que fortalezcan la parte de la pareja que quieren mejorar.

Cinco señales de que tu pareja no disfruta del sexo

Sin embargo, la sexóloga asegura que las diferencias a veces son tan grandes que La pareja no puede soportarlo., porque para llegar a este punto intermedio los dos deben «perder» para «ganar» el punto donde ambos están satisfechos. También hay factores que influyen en que se puedan llegar a estos acuerdos; así, eso La relación se construye sobre los pilares de la comunicación, el respeto y el compromiso estar juntos y en solidaridad.

Causas y consecuencias de la falta de sexo en la pareja

Pedir

Si algo nos dice el experto es que la falta de sexo en una pareja afecta a cómo nos relacionamos. En otras palabras, si tener sexo es importante para nosotros, abstenerse de hacerlo nos hace más irritables, de mal genio y las discusiones pueden surgir más a menudo cuando no estamos contentos con la situación en la que nos encontramos.

Por otra parte, apoya las causas de pérdida de interés sexual pueden ser infinitos. Desde problemas de pareja, estrés, depresión, baja autoestima, desequilibrios hormonales o medicación…

Con todas estas circunstancias, puede llegar un momento en cualquier relación en el que el sexo se convierta en un deber. Cuando eso pasa, Podemos intentar estar más cerca de nuestra pareja.hacer actividades y planes juntos, hablar más… porque esa parte de la intimidad nos hace sentir más cerca el uno del otro.

“Cuando surgen esos sentimientos de obligación e inquietud, tenemos que hacerlo reconsiderar lo que le pasa a nuestra parejapara que podamos convertir algo que a priori nos da placer y bienestar en una obligación y, a veces, incluso en aversión”, advierte.

Sobre la terminación o no terminación de la relación

Jesús

Cuando se les pregunta qué va mal en nuestra relación, muchas personas acuden a la clínica sin saber qué es lo que realmente está pasando y terminan concluyendo algo que suele ser muy común (aunque a veces difícil de detectar): «me…

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.