por qué nos quedamos atrapados en contextos poco claros

Cuando amas a alguien, la vida es rosa. Pero esta claridad de emoción no siempre es el titular de nuestra historia. Son muchas las ocasiones en las que la persona que tenemos al lado no nos llena. Y entonces nos asaltan las dudas, pero también el miedo. Miedo de saltar y decir que ya no queremos estar allí. Así que nos quedamos atascados como lo hizo Chandler con Janice. ¿Las buenas noticias? Sabemos por qué nos pasa y Cómo aprender a dejar ir a pesar del miedo. Qué hace

5 señales de que tu relación va demasiado rápido para tu tiempo y cómo lidiar con eso

Razón 1: dependencia, objetiva y tangible

En muchos casos, nos olvidamos de una de las razones más importantes para mantener una relación, aunque no seamos conscientes de ello: dependencia objetiva. Marta Redondo, profesora de psicología de la Universidad Camilo José Cela, es la encargada de recordarnos: “Hay personas que dependen demasiado de su pareja funcional y lógicamente”.

resolución máxima predeterminada 1

Razón 2: Mal conocido como… miedo a la inseguridad

Las relaciones son puntos de equilibrio muy poderosos. en nuestra vida. Y cuando los cortamos, estamos expuestos a los elementos. Javier Jiménez, psicólogo y profesor asociado de la Universitat Central de Catalunya, aporta la metáfora perfecta para explicar este miedo: “Somos como tiendas de campaña en medio del bosque. Si nos cortan una de nuestras cuerdas, perdemos estabilidad y nos tira el viento. Las relaciones son una cuerda muy importante que proporciona mucha estabilidad.” Perder ese equilibrio puede ser muy aterrador.

“Tenemos miedo de lo que pueda venir después, de equivocarnos, de arrepentirnos después de tomar la decisión. Pero también tenemos miedo de herir al otro sin estar absolutamente seguros. Las cosas con las que estamos familiarizados traen una sensación de calma y comodidad. Lo nuevo es emocionante pero también aterrador.” – Iria Reguera, Psicóloga y Editora de Trendencias.

El miedo es la principal razón por la que nos atascamos y nos impide tomar decisiones difíciles. Porque como dice nuestro título, «no lo tenemos claro». Y esta ignorancia nos paraliza mientras esperamos un escenario con 100% de certeza y 0% de riesgo. Algo que nos dé luz verde para seguir adelante. Un escenario que el Dr. Marta Redondo, directora del Área de Salud del IPES, ella misma lo considera utópico.

“Somos tan intolerantes con las emociones negativas como el miedo o la incertidumbre que buscamos una opción segura, con 100% de certeza y 0% de riesgo. Y este escenario no existe en la vida. Al final tienes que saltar de miedo en tu mochila».

No actúa sin miedo, sino a pesar del miedo.

“Olvídate de pensar en no tener miedo de tomar esa decisión. Porque eso no va a pasar. Las malas emociones son como respirar, no te las podemos quitar”, dice la psicóloga Marta Redondo. “Por lo tanto, uno debe aprender a mirar reconocer por qué está ahí, tolerarlo y vivir con él

Le doy un año Baker Faris Byrne Spall

Cinco claves para salir de esa relación de dependencia a la que te aferras

Razón 3: adicto a las emociones, no a las personas

Otro motivo para quedarnos estancados en una relación es ser totalmente adictos a lo que esa persona nos está ofreciendo. UN este flujo y reflujo de emociones que nos da, aunque no sentimos amor, compatibilidad o futuro juntos. Porque estamos hablando de adicción a lo que nos da.

Eso es lo que sucede en las relaciones disfuncionales, de esas que van y vienen. Porque cuando una relación es estable, nos acostumbramos a la pasión al principio y luego construimos algo juntos. pero Cuando esa estabilidad falla, la pasión se vuelve adictiva..

“La conexión ocurre cuando la relación se presenta como una montaña rusa, con refuerzos intermitentes positivos y negativos que no sabemos cuándo volveremos a recibir. Cuando este estímulo es muy fuerte, nos atrapa como una máquina tragamonedas y nos hace quedarnos si nos vuelve a golpear. – Marta Redondo, Directora de la Sección de Salud del IPES.

ana bien 9

Razón 4: No queremos estar solos

“Nos gusta que nos quieran. Nos gusta tener a alguien que nos dé cariño, nos acostumbramos y es difícil dejarlo. – Iria Reguera, experimentada psicóloga y editora de Trendencias.

El experimentado psicólogo y editor de tendencias señala que una de las razones por las que nos cuesta soltar a nuestra pareja, aunque no seamos conscientes de ello Es el estigma de soltero. “La vida parece preparada para ser vivida en pareja. Todo el mundo parece estar buscando a su compañero de vida, y es por eso que algunas personas no dejan una relación que no entienden hasta que conocen a alguien más».

En estos casos, debemos considerar por qué estamos en una relación, sabiendo si es escapar de la soledad o entrar en los cánones sociales para tener lo que todos tienen. Y aprende a vivir con el miedo a la soledad e incertidumbre, porque si no sabemos estar solos, fácilmente podemos entablar relaciones por motivos equivocados, recomienda Iria Reguera.

Mujer De Lucas 12 F914a8 0 1x

¿Cómo puedes romper ese patrón?

El primer paso es reconocer Que sentimientos negativos tienes…

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.